web analytics

El tema de la salud mental, sigue siendo muy delicado a día de hoy, debido en gran parte al desconocimiento que hay sobre él y lo complejo que es. Cada año, aparecen nuevas terapias y métodos que ayudan a sobrellevar estos problemas a todas aquellas personas que las padecen. Una de las más novedosas, y que está teniendo una gran acogida entre aquellas personas que la han probado, es la equinoterapia.

La equinoterapia, conocida también como hipoterapia o terapia asistida ecuestre, es una forma de ayudar a aquellas personas que tienen necesidades especiales o que, por el motivo que sea, tienen problemas para comunicarse con otras personas y llevar una vida social plena.

Este tipo de terapia aporta beneficios tanto psicológicos, como comunicativos y psicomotores.

Ayuda a la autoestima de sus participantes, aumentando su confianza y permitiéndoles tener más autocontrol sobre sus propias emociones. Al trabajar junto con animales y, sobretodo, otras personas, sin darse cuenta estas personas están mejorando también su comunicación gestual y oral, desarrollando así una mejor vocalización, la cual, en muchas ocasiones, les supone un impedimento al relacionarse con otras personas. En cuanto a la psicomotricidad, está demostrado que montar a caballo ayuda a mejorar el equilibrio, la coordinación y los reflejos, fortaleciendo los músculos y reduciendo poco a poco los patrones de movimiento anormales.

Estas terapias, se han mostrado especialmente efectivas y beneficiosas en personas con autismo y en casos de síndrome de down.

Al trabajar con animales, quedan descartados todos aquellos imprevistos sociales que se dan en la vida cotidiana con otras personas, lo cual facilita mucho la relación entre las personas autistas y esta terapia, ya que se reduce en gran medida toda ansiedad social que puedan sufrir. Además, hacer terapia con caballos es una manera de poder recuperar y ganar autoestima y autonomía, de una forma fácil, divertida y segura.

También te puede interesar  Esta foto de un gatito y un búho te alegrará el día

Por otro lado, tratar con animales es algo que relaja y alegra a muchísimas personas, que encuentran en ellos compañeros y amigos fieles que les dan la seguridad que muchas personas no. Por ello, este tipo de terapia es especialmente beneficiosa para aquellas personas con síndrome de down, que tienden a caer en depresiones y trastornos psicóticos.
Se tiene muy en cuenta el estado de los caballos, los cuales son animales fuertes, tranquilos, aptos para llevar a dos personas adultas en su lomo sin ningún problema. Además, estos animales se eligen especialmente por su docilidad, su sumisión y fiabilidad.

Todas aquellas personas que estén interesadas en la equinoterapia, o en cualquier otra actividad con caballos, deberán tener en cuenta la importancia de usar una buena silla de montar. Cada una de ellas, está diseñada específicamente para el tipo de monta que se quiere realizar, por lo que usar la inadecuada puede suponer incomodidades y daños físicos que impedirán disfrutar plenamente de esta actividad, que es tan sana como divertida y beneficiosa para la salud.