web analytics

Seguro que si has llegado hasta aquí es que te interesa y te preocupa la salud de tu mascota, ya sea un perro, un gato, un ave, un pez o un reptil. La respuesta a la pregunta «¿Se puede planificar la salud de mi mascota?» es que sí, contratando un plan de salud para la mascota o llevando a cabo una pauta anual de cuidados, que es precisamente de lo que te vamos a hablar ahora, de la mano de Medican veterinaria, especialistas en el tema.

Pauta de vacunas

Uno de los aspectos más importantes en muchas mascotas, especialmente los cachorros, son las vacunas. Cada especie tiene un plan de vacunación distinto, ya que les afectan enfermedades distintas, pero conviene seguir a rajatabla estas distintas inoculaciones durante sus primeros meses de vida. Después, hay vacunaciones anuales opcionales, como la vacuna polivalente (Parvovirosis canina, Moquillo, Hepatitis infecciosa canina, Laringotraquetis infecciosa canina, Traqueobronquitis canina y Leptospirosis canina), así como la de la leishmaniosis. En el caso de los gatos, está la pentavalente y la tetravalente, así que infórmate bien para proteger a tu mascota.

Revisiones anuales

Como en las personas, nunca está de más llevar a tu mascota al veterinario para que le realice una revisión anual general de forma que compruebe su estado, ya que muchas veces a los dueños se les pueden escapar detalles que para un veterinario son reveladores y que indican que hay un problema detrás o un potencial peligro del que hay que protegerles de inmediato antes de que vaya a más. La medicina preventiva sirve para todos, ya sean humanos o animales.

También te puede interesar  Estoy tan nervioso por ir a la playa que me he puesto un sombrero

Higiene continua

Otra forma de planificar la salud de tu mascota es cuidando su higiene de manera continua. Además de bañarle las veces al mes o al año que necesiten, consulta a su veterinario para saber la periodicidad, en el caso de mamíferos, especialmente en los perros, hay que vigilar bien la limpieza de oídos para que no se le produzcan infecciones, así como la limpieza del lacrimal y de las legañas en distintas razas de perros que son propensas a ellas. También hay otras razas con muchos pliegues en la piel en los que las úlceras o el entropión es común en la zona ocular, así que hay que estar alerta. Por otro lado, también hay que vigilarle bien las almohadillas y cortarle bien las uñas.

La alimentación

De nuevo, volvemos a realizar una comparativa con los humanos: una gran parte de la medicina preventiva en mascotas se basa en comer de manera sana y equilibrada. Por lo tanto, te tienes que asegurar que el pienso o la comida húmeda que le das es de buena calidad y que tiene todos los nutrientes y vitaminas que necesita. Si no, siempre puedes comprarle alguna vitamina extra si hay síntomas de que le hace falta, así como complementos para mejorar su salud intestinal, como probióticos para perros.

El ejercicio

No podemos acabar este artículo sobre la planificación de la salud de tu mascota sin hablar del ejercicio, tan necesario en tu mascota como en ti mismo. Cada especie tiene sus necesidades, un perro necesitará mucha actividad cuando es cachorro, así como que un gato necesitará muchos estímulos para jugar o determinadas aves necesitarán su espacio para volar, moverse y entretenerse. Quizás un reptil no necesita tanto movimiento, ¡claro está! Por eso hay que informarse bien.

También te puede interesar  Quita de ahí, ese es mi bol!

Por último, queremos hacer hincapié en que, aunque haya mucha información por Internet sobre la salud de las mascotas, solo sirve de orientación. Acude al veterinario siempre que tengas alguna duda para seguir estas pautas de salud y que tu amigo esté siempre saludable y feliz a tu lado.