web analytics

Los agapornis son unas aves que siempre han despertado nuestra curiosidad, tanto por su nombre, como por sus apodos, como por su aspecto. Su nombre viene del griego ἀγάπης ὄρνις y significa «ave de amor«, y eso tiene mucho que ver con su personalidad. También se les llama comúnmente Inseparables, dada su naturaleza de estar siempre en pareja.

Vamos a conocer más curiosidades sobre los agarpornis, estos simpáticos y amorosos pájaros.

Es un loro africano

Pues sí, los agapornis provienen de África y pertenecen a la familia de los Psittacidae, es decir, de los loros. Son de pequeño tamaño (entre 13 y 16 cm), tienen la cola corta y unos colores brillantes e intensos que van del verde al naranja.

El Dr. Fischer los descubrió

No fue hasta 1887 cuando doctor Fischer los descubrió en un viaje a África. De hecho, se les conoce también como «Los inseparables de Fischer«. Sin embargo, no llegaron a Europa hasta que Carl Hagenbeck, un zoólogo alemán, trajo algunas de estas aves en 1973, así que hace relativamente poco que viven entre nosotros.

Es una especie monógama

El hecho de que se llame «ave del amor» o «inseparables» es porque son una especie monógama, es decir, solo tienen una pareja y nunca se separan de ella. De hecho, dentro del mundo de las jaulas para pajaros, hay jaulas especiales para agapornis, ya que tienen que vivir juntos, en el mismo espacio, unos al lado del otro. En el caso de que uno de los dos se muera, normalmente buscará otra pareja afín para pasar el resto de su vida.

También te puede interesar  Esquí acuático con vacas

Son mimosos con sus parejas y dueños

En parte, su nombre se lo han ganado también por su carácter, no solo por vivir en pareja. Los agapornis son mimosos y cariñosos, también con sus amos, con quien crea una relación muy especial y con quien le gusta jugar fuera de la jaula y que acaricie sus plumas.

Son fáciles de adiestrar

Gracias a su buen carácter, es un ave fácil de adiestrar. Es inteligente y, con tiempo, esfuerzo y, por supuesto, recompensas, se puede lograr que haga algún truco, como agarrar algo con sus garras, dar vueltecitas, posarse donde le diga su amo… Es un encanto de loro.

Son territoriales

Que sean amorosos, mimosos y afables, no quiere decir que no tengan una cara un poco más oscura, y es que estos animales son territoriales, así que se pueden poner un poco agresivos si un animal que no les gusta entra en su territorio… ¡Así que cuidadito con ellos!

Les encanta bañarse

Pues sí, a los agapornis les encanta el agua, pero no solo para beberla, que también, sino que les vuelve locos pegarse chapuzones, por lo que se recomienda añadir una bañera en su jaula o sacarlos de la jaula de vez en cuando para darles un bañito en la pila del fregadero, en el lavamanos o donde haya un grifo donde puedan meter la cabeza.

Es muy difícil saber si son machos o hembras

Esto es bastante curioso, ya que tan solo una prueba de ADN puede determinar si es un macho o una hembra, ya que no hay atributos físicos exteriores que den pista alguna.

También te puede interesar  Cuando estoy en el ordenador, siento que hay alguien me observa...

¿A que ahora que conoces mejor a las agapornis todavía te gustan más? Son unas criaturas fascinantes, así que si queréis tener en casa unos pájaros mimosos y bonitos, quizás podáis darles una oportunidad a estos loritos africanos tan carismáticos.