web analytics

Cuando un perro llega a tu vida, tienes que ser muy consciente desde el primer momento que los paseos son una parte fundamental de vuestra vida en común. Dependiendo de la raza del perro, de su tamaño y de su edad, necesitará más o menos paseos, más cortos o más largos, así que hay que atender siempre a sus necesidades.

Pasear con tu perro puede ser un momento de disfrute para los dos o puede convertirse en una pesadilla, tanto para él, como para ti, si no se logra crear una armonía que tiene que ver con varios factores. Para que ambos lo paséis bien en el paseo, sea cómodo y seguro, te vamos a dar una serie de trucos y consejos para pasear a un perro, así que muy atento.

La correa

Correa para pasear a un perro

Aunque lo ideal quizás sería que tu perro campase libre por el campo, esta imagen bucólica es difícil que se dé en ciudades, ya que hay muchas personas y muchos coches circulando y puede ser peligroso para ellos y para tu perro. En según qué parques hay zonas cercadas para soltarlos, y si no, tienes que estar muy seguro que has educado bien a tu perro para que te haga caso, vuelva a ti cuando le llamas y no huya detrás de otros perros de su interés. Por lo tanto, creemos que lo mejor para conseguir un buen paseo y seguro es que lo hagas con la correa indicada. En esta Tienda de animales tienes muchos modelos de correa, collares y arneses distintos. Para pasear a un perro por cuidad, recomiendan las correas fijas de nylon para que nadie se tropiece con ellos, mientras que si es para que tengan margen para correr en el parque, recomiendan las correas flexi o extensibles. En el caso de que la correa sea de adiestramiento o para perros grandes, hay otros modelos indicados, así que atentos.

También te puede interesar  Joe, es duro ser un perro!

La duración del paseo

Consejos para pasear a un perro en ciudad

Antes de nada, vamos a aclarar que un perro debe pasear al menos tres veces al día de una manera bien distribuida a lo largo del día, por ejemplo, por la mañana temprano, al mediodía y por tarde noche, para que pueda hacer sus necesidades y ejercitarse.

Al igual que con la correa, la duración del paseo va a depender de la raza y de sus temperamento, así como de la edad y de su tamaño. Hay perros que, de naturaleza, son bastante activos y otros que son bastante tranquilos. Al activo habrá que sacarle alrededor de una hora siempre que sea posible para que gaste su energía, mientras que a los más tranquilos quizás baste con un paseo de media hora, aunque en ocasiones hay que animarles a que caminen para que no ganen peso y pierdan movilidad.

El recorrido

Consejos para pasear a un perro en el parque

Un perro necesita olfatear todo lo que hay alrededor, así que se recomienda que en el paseo haya un recorrido amplio y que pase por lugares distintos, y que no sea el mismo cada día para evitar la rutina.

En general, los perros son sociales, por lo tanto, en esos paseos es recomendable que tenga algún contacto con otros perros, aunque sin forzarle. Si tu perro es asocial, no lo lleves a un parque concurrido donde haya veinte perros juguetones. Si por el contrario, es social, esos encuentros le darán mucha vida y se lo pasará genial jugando y haciendo ejercicio, que es un pilar fundamental en el paseo.

Por supuesto, si tienes cerca de casa una playa donde acepten a perros, una zona de campo o boscosa y dispones de tiempo para llevarle, aunque sea durante el fin de semana, es algo que tu perro va a agradecer, ya que le va a estimular muchísimo.

También te puede interesar  El sitio favorito de mi perro para sentarse

En definitiva, para que un paseo sea cómodo y seguro, hay tres claves: una correa cómoda, una duración que atienda a sus necesidades físicas y elegir zonas donde pueda tener estímulos olfativos variados y encuentros sociales de su gusto. Esperamos que estos consejos te hayan servido de ayuda y que pasear a tu perro sea tu momento favorito del día, donde ambos disfrutéis.