web analytics

Cuando alimentamos a nuestros perros, a veces cometemos algunos errores. Por ejemplo, pensar que pueden comer lo mismo que nosotros, y no es así, ya que hay algunos alimentos tóxicos para perros que no lo son para los humanos. ¿Qué podemos hacer? Primero, hacer caso a fabricantes de alimentos para perros como Royal Canin y ver lo que nos sugieren en cuanto a alimento para perros. Si nuestros perros comen piensos y latas de alimentos húmedos de calidad, podemos estar seguros de que no van a comer ningún alimento tóxico y que van a cubrir todas sus necesidades alimenticias.

Por otro lado, otra cosa que también podemos hacer es informarnos sobre cuáles son los alimentos tóxicos para perros y así asegurarnos de que nunca se los vamos a ofrecer por error. A continuación vamos a mostraros una lista de 10 alimentos que los perros nunca o casi nunca deberían comer porque pueden ser peligrosos para su salud.

Alimentos tóxicos para perros

1. Xilitol

Los caramelos, los chicles, la pasta de dientes y algunos productos horneados, así como algunos alimentos dietéticos están endulzados con xilitol o azúcar de abedul y pueden causar un descenso en los niveles de azúcar de tu perro, así como una insuficiencia hepática, ¡así que mucho cuidado con darle chuches a tu perro!

2. Aguacate

Sí, a pesar de lo ricos que están los aguacates y de lo beneficiosos que son para los humanos, a los perros pueden no sentarles tan bien debido a una de sus toxinas: la persin o persina, una toxina fungicida que no afecta a los humanos que no son alérgicos a ella, pero sí a los perros, así que mantenedlos alejados de los aguacates.

También te puede interesar  Winter is coming....

3. Cebolla y ajo

No le des alimentos que contengan cebolla o ajo, muy presentes en lo que cocinamos a diario y que a veces reservamos un plato para nuestros perro, ya que puede ser perjudicial para los glóbulos rojos de los perros y causar anemia. Si los comen en pequeñas cantidades, no es peligroso, pero si la cantidad es grande, se pueden envenenar y tener problemas de salid.

4. Uvas y pasas

Aunque parezcan saludables e inofensivas, las uvas y las pasas pueden causar insuficiencia renal en tu perro, a pesar de que la cantidad sea pequeña, así que mucho cuidado en Nochevieja,

5. Leche y otros productos lácteos

Aunque sea tentador compartir tu helado o tu vaso de leche con cacao, no lo hagas. Los lácteos pueden ser la causa de diarrea y otros problemas digestivos para tu perro. De alguna manera, son intolerantes a la lactosa, como muchos humanos.

6. Chocolate

Este probablemente lo sepas, ya que es bastante conocido por casi todos que el chocolate es perjudicial para los perros. El problema está con la teobromina, que hace que el perro pueda vomitar o tener diarrea. Para su cumpleaños, mejor un pastel de carne.

7. Caquis, melocotones y ciruelas

El problema con estas deliciosas frutas está básicamente en sus semillas y huesos. Las semillas de los caquis pueden causar problemas en el intestino delgado de tu perro. En cuanto a los huesos de los melocotones y de las ciruelas, son venenosos, también para los humanos, así que evitad comerlos o darles a vuestros perros la fruta entera.

8. Huevos crudos

Quizás no es buena idea alimentar a tu perro con huevos crudos, ya que puede haber una intoxicación alimentaria a causa de bacterias como la salmonella o E. coli. Si quieres darle huevos a tu perro, mejor los hierves primero. Lo mismo ocurre con carne y pescado crudo y sus bacterias.

También te puede interesar  Los 10 perros que se sienten más culpables de la historia...

9. Sal

Aunque la sal no sea tóxica per se para los perros, es mejor no darles alimentos que contentan mucha sal, ya que les hará beber más de la cuenta y, quizás, podrían sufrir una intoxicación por iones de sodio. La sal, como en el caso de los humanos, mejor con mesura.

10. Azúcar

Mucho azúcar puede causar en los perros el mismo problema que en los humanos, como sobrepeso, problemas dentales y incluso diabetes. Quizás un caprichito de vez en cuando no sea malo, pero no le des dulces ni bebidas azucaradas a tus perros. Por supuesto, tampoco alcohol, ni cafeína, ni teína.

 

Si, por error, tu perro ha ingerido alguno de estos alimentos, ponte en contacto con el veterinario lo antes posible, especialmente si tienen síntomas como vómitos, diarrea, espasmos musculares o apatía. Esperamos que esta breve guía os haya servido de ayuda y que así vuestros perros estén bien alimentados y sin problemas de salud.