web analytics
Normalmente vemos en Internet millones de fotos de bonitos gatos que tenemos en casa “domesticados” (realmente, son felinos y, por lo tanto, ¡indomables!) que son realmente adorables, algunos son un poco capullines, otros son perezosos, otros se pasan la vida con cara de enfado… pero no todos los gatos son así. Hay otros tipos de felinos que son primos hermanos, como el gato montés o gato salvaje, “wildcat” en inglés, y te sorprenderá ver que hay gente que los tiene como mascotas, pero también hay fotos realmente divertidas de ellos en la naturaleza, donde muestran lo realmente salvajes que son.
Fotos y memes graciosos de el gato montés 5
Para empezar, parece que el gato montés, como decirlo, tiene más cuerpo que el doméstico. Este tiene cara de decir… ¿Me estás insinuando que he ganado un poco de peso en Navidad? ¿Quieres que te coma de postre, no?
Fotos y memes graciosos de el gato montés
Parece ser que en la vida hay todo tipo de personas. Los hay que domestican leones y los hay que han conseguido meter a un gato montés en su casa, es más, ponerle la equipación del equipo de básquet de los Florida Gators, un cocodrilo de plástico en la boca y hasta una canasta colgada del cuello. Alucinante.
Fotos y memes graciosos de el gato montés 2
Oh, un cartel en un poster, parece que se ha perdido un gato… qué pena. Voy a ver que pone:
– ¿Has visto a este gato?
¡Porque es alucinante!
Sí, realmente hay que prestar atención a este gato porque es asombroso.
Fotos y memes graciosos de el gato montés 3
Vamos, este gato montés se ha levantado hoy con el día un poco torcido, y la cara torcida, y el diente torcido… ¡Ay, pobrecito!Fotos y memes graciosos de el gato montés 4
Desde luego, el gato montés tiene fama de ser un animal fiero, un poquito más y ya es un felino de los de temer. Este cachorrito lo tiene claro, saca las garras y hace un grrrooaaaah soy fiero! Pero después cierra la boca, saca la lengua y dice: “Es broma. ¡Soy adorable!”. ¡Me lo como, qué ricura!
Y, para acabar con este festival del humor gatuno, que nos quede clarito esta máxima: no es lo mismo un gato montés que que te monte un gato.
¡Feliz semana!
También te puede interesar  Un autobús lleno de perros... quiero viajar en él!