web analytics

Imagen graciosa de un perro sentado encima de la cabeza de su dueño mientras duerme la siesta

Vale, pero no hacía falta que te sentases encima de mi cara. Gracias.
También te puede interesar  El gato que tiene miedo a la piel de un plátano