web analytics

Ni despertador ni leches, ¡quiero despertarme con un gatito lamiendome la oreja por las mañanas! ¡qué bonito!
También te puede interesar  A veces los gatos y ratones se llevan bien...