web analytics
z
Sobre ¡Qué Animalada!

¡Qué Animalada! un blog dedicado al humor en torno a nuestros animales favoritos. Publicaremos fotos graciosas, gifs y vídeos de perros, gatos y muchos más animales.
¡Envíanos alguna foto divertida que tengas de tu mascota y la publicaremos!

No sé vosotros, pero yo, desde bien pequeña, tengo tortugas de agua domésticas. Empezamos por tenerla en nuestra clase de primaria, así teníamos un animal al que observar y alimentar durante todo el curso y, fines de semana y vacaciones, nos tocaba llevarla a casa. Con los años, quise tener una en casa de manera permanente, así que me hice con una tortuga de florida. Uno de las dudas que te surgen es: ¿que comen las tortugas, a parte de esos bichitos o gusanitos que vienen en botes, llamados pellets para tortugas? Pues es curioso, porque las tortugas de agua domésticas también comen verduras como zanahorias, lechugas y algunos insectos. Por ejemplo, en esta imagen las vemos comiendo un trozo de lechuga.

Tortuga de agua come lechuga

 

En cambio, las tortugas de tierra silvestre, son totalmente herbívoras y sólo comen frutas y verduras y se alimentan de frutas y verduras. En esta imagen vemos a una comiendo arándanos, ¡anda que no sabe!

 

Tortuga tierra comiendo arándanos

En cuanto a las tortugas de tierra domésticas, tenemos que ir alimentándolas con pequeñas dosis a lo largo del día, especialmente de verduras y algo de frutas. Seguro que por Internet habrás visto imágenes y vídeos bastante graciosos de tortugas comiendo frambuesas y fresas como si fuese una presa y como si tuviesen la boca llena de sangre 🙂

Foto graciosa tortuga comiendo fresa

Pueden comer lechuga, zanahoria, manzana, piña, pera, tomates, sandías y mucho más. Te animamos a que visites la web que-come.com para que te informes a la perfección de lo que come la especie de tortugas que tengas, así como otros muchos animales.

Tortuga come zanahoria

Además de la comida, es muy importante de que te informes de cómo tiene que ser su hábitat, ya que tiene que recrear el suyo natural, que normalmente es muy diferente del que tienes en casa. Así que es imprescindible también que sepas la temperatura del agua, la luz que tiene que recibir, la cantidad de algas, rocas o tierra que tienen que tener alrededor para que vivan cómodas y felices.

 

Esperamos que este artículo sea de tu interés y te ayude a cuidar mejor a tu mascota.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *